Pobre niño triste está sentado en el suelo

¿Cuáles son las principales razones por las que existe el hambre?

En 2018, una de cada nueve personas tenía hambre y este número solo está en aumento, según la Organización Mundial de la Salud.

¿Pero por qué? Es una pregunta que ha sido debatida por investigadores y académicos, pero el problema persiste.

Sigue leyendo para descubrir algunas de las principales causas del hambre en el mundo y qué podemos hacer para detenerlo.

¿Por qué existe el hambre?

El hambre es un subproducto de un problema mayor. Así como la quimioterapia provoca la caída del cabello, el problema principal no es la quimioterapia, es el cáncer. Pero la pregunta sigue siendo, ¿cuáles son estos problemas mayores?

Hay más causas del hambre en el mundo que las que cabrían en un artículo legible, por lo que en su lugar, hemos creado una lista que puede usar como punto de partida para comenzar su propia investigación. Tenga en cuenta que todos los elementos enumerados a continuación interactúan, por lo que realmente no hay forma de determinar la causa exacta del hambre.

Por ejemplo, la pobreza causa una falta de educación, pero la guerra también puede causar pobreza. Y, por supuesto, cuando las personas se mueren de hambre, no pueden encontrar la energía para cultivar, lo que a su vez conduce a una mayor hambruna. Es por eso que resolver la crisis del hambre es un problema tan importante; una organización simplemente no puede abordar todos los problemas.

Pobreza: esta se explica por sí misma. Cuando las personas no tienen los medios económicos para comprar alimentos, pasarán hambre. A veces se trata de tener que decidir si quieren pagar la comida o pagar el alquiler.
Agricultura animal: la hambruna y la guerra solo causan alrededor del 10 por ciento de las muertes relacionadas con el hambre. El otro 90 por ciento de las muertes proviene de la desnutrición crónica causada por la mala distribución de los recursos, como la mayoría del grano del mundo que se alimentará de ganado en lugar de personas. Y a su vez, este ganado no puede alimentar a tantas personas como podría tener el grano original. Además, la carne es más cara que el grano, por lo que solo aquellos con dinero pueden comprarla, lo que perpetúa aún más la crisis del hambre.
Guerra: Durante la guerra, las personas son frecuentemente trasladadas de sus hogares. Los agricultores son expulsados ​​de sus tierras o enviados a luchar, lo que hace que el cultivo sea casi imposible durante la guerra. Las fuerzas opositoras pueden quemar la tierra y matar a los animales, lo que también contribuye a la hambruna.
Cambio climático: El cambio climático provoca no solo un clima impredecible, sino tormentas y temperaturas mortales (tanto calientes como frías) que hacen cada vez más difícil el cultivo.
Fracaso de las instituciones políticas: aunque este fracaso ocurre por múltiples razones (guerra, corrupción, colonización, hambruna, etc.), los disturbios políticos pueden generar conflictos que, como hemos discutido, empujan a los agricultores fuera de sus tierras o las arruinan por completo.

Datos sobre el hambre en el mundo

La mayoría de quienes padecen hambre crónica viven en el África subsahariana o en el sur de Asia.
La escasez de alimentos es particularmente horrible para las mujeres porque a menudo se venden como esclavas sexuales para que los traficantes puedan permitirse comer.
La mala nutrición causa casi la mitad de las muertes de todos los niños menores de cinco años cada año.
El número de personas hambrientas podría reducirse en casi 150 millones si las mujeres agricultoras tuvieran los mismos recursos y ayuda que los hombres agricultores.
66 millones de niños de primaria van a la escuela con hambre en los países en desarrollo.
En 2017, se estimó que 150 millones de niños menores de 5 años tenían retraso en el crecimiento.
La desnutrición produce obesidad y emaciación. En algunos países, la única comida que la gente puede pagar es una hamburguesa de comida rápida poco saludable, grasosa y que aumenta el colesterol, mientras que en otros países simplemente no hay comida asequible o disponible.
Se estima que 2 millones de personas sufren de deficiencia de macronutrientes (carbohidratos, proteínas y lípidos), mientras que 1.9 millones sufren de obesidad o sobrepeso.

Hambre infantil

Niños hambrientos se encuentran en todas partes, aunque la gran mayoría se encuentra en África subsahariana y Asia. Los niños que están desnutridos corren un riesgo cada vez mayor de contraer enfermedades, y pasan hasta 160 días de cada año con una enfermedad grave que su cuerpo no puede combatir.

Una nutrición adecuada es vital para los adultos, pero cuando los niños se quedan sin los nutrientes adecuados o las cantidades adecuadas de alimentos, su riesgo de muerte e incapacidad para desarrollarse o prosperar es aún más grave.

La nutrición adecuada ha sido reconocida como "un pilar del desarrollo social y económico" (Notas del Hambre). Aquellos cuyas necesidades fisiológicas básicas (aire, agua, comida, refugio, sueño, etc.) se satisfacen, pueden ascender en la jerarquía de necesidades y mejorar ellos mismos y sus vidas. Poner fin al hambre infantil y prevenirlo en las generaciones futuras es absolutamente esencial para ayudar a los países en desarrollo a prosperar.

Efectos del hambre en el cuerpo:

  • Falta de movilidad y mayor riesgo de caídas causadas por problemas óseos y articulares
  • Disminución de la capacidad de curar.
  • Diabetes
  • Glaucoma, degeneración macular y cataratas.
  • Mayor velocidad de pérdida de neuronas en el cerebro.
  • Riñones con exceso de trabajo que provocan dolor intenso.
  • Mayor riesgo de trastorno de estrés postraumático grave y depresión
  • Hipertensión
  • Enfermedad del corazón

¿Cómo podemos reducir el número de personas hambrientas y alimentar a todos?

Entonces, la gran pregunta es: ¿cómo ayudamos?

Uno de los mayores impactos que puede tener comienza con su propia dieta. Según A Well-Fed World, "los granos y la soya alimentados a animales solo en los Estados Unidos podrían proporcionar suficiente comida para alimentar a los hambrientos del mundo".

¿Quieres los números?

Según la Organización Mundial de la Salud y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, alrededor de 820 millones de personas no tienen suficiente para comer. Ahora, este número es más alto que hace varios años, pero las matemáticas, realizadas por un investigador de Cornell, aún se mantienen. La mayoría del grano cultivado en todo el mundo se destina al ganado, que, después de consumir cantidades masivas de grano, no puede alimentar a tantas personas como lo haría el grano original. National Geographic afirma claramente que "por cada 100 calorías de grano que alimentamos a los animales, obtenemos solo unas 40 calorías nuevas de leche, 22 calorías de huevos, 12 de pollo, 10 de cerdo o 3 de carne de res". Reducir los productos animales y disminuir la demanda es esencial para acabar con el hambre en el mundo.

Otra opción es apoyar e invertir en organizaciones sin fines de lucro como Food for Life, que apoya los esfuerzos para acabar con el hambre. La Red de Sistemas de Alerta Temprana de Hambruna es otra organización maravillosa que se esfuerza por predecir las áreas en las que puede ocurrir una hambruna, en base a una variedad de elementos diferentes, como los enumerados anteriormente.

Necesitamos tu ayuda

Siempre estamos buscando voluntarios, tanto en persona como a distancia. Hay algo para todos, y su tiempo realmente puede ayudar a salvar vidas. Tu donaciones También son increíblemente valiosos. Mira a cuántos niños podrías ayudar.

https://ffl.org/wp-content/uploads/2019/10/6Billionmeals-2.jpg

Apoye el importante trabajo de Food for Life Global para servir a su red internacional de más de 200 afiliados en 60 países.
Food for Life Global es una organización caritativa 501 (c) (3), EIN 36-4887167. Todas las donaciones se consideran deducibles de impuestos en ausencia de cualquier limitación de deducibilidad aplicable a un contribuyente en particular. No se proporcionaron bienes o servicios a cambio de su contribución.

La misión principal de Food For Life Global’s es lograr la paz y la prosperidad en el mundo a través de la distribución liberal de comidas de origen vegetal puro preparadas con amorosa intención.